5 Ago 2021

Ley 109 Código de Seguridad Vial

La Ley 109 Código de Seguridad Vial es un conjunto de normas legales que han sido establecidas por el Estado cubano para regular la actividad en las vías y el tránsito y todos los ciudadanos están obligados a respetar y cumplir esta Ley. Los accidentes de tránsito constituyen una de las principales causas de muerte, …

La Ley 109 Código de Seguridad Vial es un conjunto de normas legales que han sido establecidas por el Estado cubano para regular la actividad en las vías y el tránsito y todos los ciudadanos están obligados a respetar y cumplir esta Ley.

Los accidentes de tránsito constituyen una de las principales causas de muerte, traumas y lesiones en muchas de las familias cubanas y la sociedad en general, además de ocasionar cuantiosos daños y pérdidas materiales.

En agosto de 2010, la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la Ley 109 durante el Quinto Periodo Ordinario de Sesiones. Finalmente fue publicada por el Ministerio de Justicia el 17 de septiembre de 2010 en la Gaceta Oficial de la República de Cuba y entró en vigor el 16 de marzo de 2011.

El objetivo de esta Ley es regular integralmente la actividad vial y del tránsito, establecer sus principios básicos y definir las funciones de los ministerios del Transporte y del Interior que son sus organismos rectores, las responsabilidades de los organismos e instituciones afines, y la estructura y funciones de las comisiones de seguridad vial que se crean para realizar estudios, coordinar esfuerzos y promover iniciativas.

Está dirigida a todos los ciudadanos que utilizan la vía diariamente como peatones, conductores o pasajeros. También va dirigida a los ministerios, organismos e instituciones que organizan y controlan esta actividad en la sociedad cubana.

Consta de 324 Artículos, los cuales, a su vez, se encuentran divididos en títulos, capítulos y secciones. Expone, además, disposiciones especiales, transitorias y finales, así como un conjunto de regulaciones complementarias.

Prólogo

Hace más de 6 000 años tuvo lugar un acontecimiento que transformó por completo el transporte terrestre: se inventó la rueda, y se inició con ello una carrera veloz hacia el desarrollo de las posibilidades de los vehículos automotores, lo que obligó a mejorar las vías de comunicación en cuanto a superficie y ancho de calzada, e incorporar soluciones viales que agilizaran la movilidad. El hombre incentiva el surgimiento del tránsito, actividad cotidiana y revolucionaria.

La mayor parte de los cálculos indican que la cifra de vehículos automotores que circulan en el mundo rondan los 750 millones. El impacto del automóvil sobre el empleo, la inversión, el comercio y el medio ambiente, hace que tenga una inmensa importancia económica, política y social; pero las consecuencias negativas se presentan a diario y mundialmente en los miles de vidas truncadas por accidentes del tránsito.

Entre las soluciones dirigidas a organizar el tránsito en sus diferentes contextos están los medios restrictivos, que son las disposiciones legales de carácter general y las reglamentaciones específicas para casos particulares; la divulgación de esas reglamentaciones, la aplicación de métodos coercitivos y educativos encaminados a asegurar el comportamiento de conductores y peatones en lo referente al tránsito, son actividades vitales para la seguridad vial.

En Cuba, el 31 de mayo de 1902 transitó el primer automóvil, en 1905 se expidieron los primeros títulos oficiales para conductores y en 1906 se registró el primer accidente de tránsito en la esquina capitalina de Monte y Ángeles. En 1907 se aprueba el reglamento que permitía la circulación de los automóviles en La Habana, aunque con anterioridad se habían dictado algunas disposiciones para la creación de la Policía de Tráfico, llamada a enfrentar la situación que comenzaba a presentarse.

Ya en la década de los 30 se instalaron semáforos en las principales intersecciones de la capital, marcando un hito en el avance de los medios tecnológicos para la seguridad vial.

En 1968, la Organización de Naciones Unidas convocó a una conferencia de la que se derivan las convenciones de Circulación Vial y la de Señalizaciones, de las que Cuba es signataria, por lo que a tono con las legislaciones internacionales y enmarcado en las necesidades nacionales, las leyes para el tránsito se han adecuado a las causas y condiciones de cada momento histórico.

Tomando como premisa que “todo accidente es potencialmente evitable”, la protección de la vida humana constituye uno de los pilares de nuestro trabajo, por lo que consideramos una excelente oportunidad presentar este Código de Seguridad Vial, herramienta legal esencial para el fortalecimiento de la cultura vial y la reafirmación de la conciencia nacional sobre la importancia del conocimiento de las normas de tránsito, como elemento central en la prevención.

Para lograr una significativa reducción de los índices de mortalidad y morbilidad por accidentes de tránsito es importante que todo ciudadano conozca sus derechos y responsabilidades en la vía, tanto el conductor de un vehículo de motor, como el ciclista adolescente o el padre que lleva de la mano a su hijo hacia la escuela cada mañana.

Comisión Nacional de Seguridad Vial

Descargar Ley 109. Código de Seguridad Vial